Antigua leyenda rarámuri de la creación del mundo

De La Web del Corredor
Saltar a: navegación, buscar
Pueblo Rarámuri

La leyenda[editar]

Un día Dios y su hermano mayor, el Diablo, estaban sentados juntos hablando y decidieron ver quién podía crear seres humanos. Dios tomó barro puro mientras que el Diablo mezcló su barro con cenizas blancas y empezaron a formar algunas figurillas. Cuando los muñecos estuvieron listos, los quemaron para que endurecieran.

Las figuras de Dios eran más oscuras que las del Diablo. Eran los rarámuris, mientras que los del Diablo eran chabochis (mestizos).

Entonces decidieron ver quién podía dar vida a las figuras. Dios sopló su aliento y sus muñecos tuvieron vida. Pero el Diablo, a pesar de soplar, no tuvo éxito. Se volvió hacia Dios y le preguntó: “¿Cómo hiciste eso?”, de manera que Dios le enseñó al Diablo cómo darles almas a sus creaciones.

Una vez que los rarámuris y los chabochis estaban vivos, Dios y el Diablo organizaron una carrera a pie entre ellos. Ambos lados colocaron sus apuestas, que incluían dinero al igual que mercancías, y las acumularon en la línea de partida, que también marcaba la meta. La distancia de la carrera se estableció –una corta distancia de aproximadamente diez kilómetros– y los dos equipos de corredores partieron. A pesar de que la carrera estuvo peleada, los corredores chabochis llegaron antes al lugar de las apuestas, de manera que tomaron las ganancias y se fueron. Dios estaba bastante enojado con los rarámuris porque perdieron. De ahí en adelante, les dijo: serían pobres mientras que los chabochis serían ricos y, mientras los chabochis podrían pagar a sus trabajadores, los rarámuris tendrían solamente tesgüino para darle a la gente que los ayudara”.

Narración entre los pueblos tarahumaras


Enlaces externos[editar]