Tendinitis

De La Web del Corredor
Saltar a: navegación, buscar

Debido a que ya no se considera una condición inflamatoria, la tendinitis es a menudo llamada tendinitis de Aquiles. Es una condición en la que el tendón de Aquiles (una banda de tejido que conecta los músculos gemelos al hueso del talón), se inflama y puede eventualmente causar degeneración del tejido. Es generalmente causada por exceso de trabajo en el tendón, ya sea sometiéndolo a una presión excesiva o por forzarlo a trabajar en condiciones anormales. Los factores incluyen músculos de la pantorrilla débiles o tensos, correr cuesta arriba, pronación, calzado inadecuado, cambios abruptos en la distancia y velocidad y debilidad de las articulaciones del tobillo.

La tendinitis de Aquiles se clasifica en dos: aguda y crónica. El dolor asociado con una tendinitis aguda dura sólo al comienzo de la carrera y puede aliviarse durante y después del ejercicio. No dura más de una semana. La crónica, por el contrario, puede durar semanas o meses. El dolor es constante durante toda la carrera y al subir o bajar escaleras. La sensibilidad y enrojecimiento pueden ser evidentes en el lugar de la lesión. Los tumores también pueden desarrollarla.

Al igual que otras lesiones por correr, la tendinitis de Aquiles puede ser tratada con AINE. Los masajes, almohadilla del talón, tratamiento con ultrasonido y la rehabilitación son también eficaces para corregir este mal. En el caso de lesiones graves, se aconseja realizar cirugía para eliminar el tejido cicatrizal.